11-02-2008

El precio del progreso en Moscú


Foto de Alexander Petrenko
El progreso no es limpio, o por lo menos eso nos indico Tolkien muchas veces. Es increíble cuando la realidad supera o iguala a la ficción (que frase para ser un cliché). Bueno publico joven de todas las edades, la tierra de Sauron no queda en Nueva Zelanda, queda en Moscú;la ilustre capital de Rusia.

No hay comentarios.: