01-03-2008

ANALISIS DEL TRIUNFO DE BLUE-RAY

Photobucket
¡¡Atención, atención!! ¡¡Gran noticia exclusiva y nada anticuada!! ¡¡El Blu Ray ha ganado la batalla por la HD!! Ojo, Blu Ray, y no Blue Ray, como se empeñan en decir en la mitad de las revistas del mundo mundial. ¿Qué supondrá ésta noticia? A mí por ahora nada,soy de esos que se resisten a jubilar su DVD con uñas, dientes y esófago, pero por lo visto ahora los reproductores de Blu ray se van a vender a toda velocidad y la gente escupirá a las películas en DVD mientras sonríen con superioridad. O eso intentan hacer creer los fans de la HD desde sus recónditos lugares repletos de maldad y morlacos (porque ya hay que tener morlacos para dar el paso, comprarse una tele HD, un Blu Ray y rehacer tu colección desde el principio sólo para comprobar que, efectivamente, en el minuto 3:45 de Encuentros en la tercera fase, una pequeña estrella del cielo se mueve. Sin el Blu ray, nunca lo habríamos sabido. ¡Loor al Blu ray! ¡Loor!).Ahora, centrémonos en los usuarios de HD-DVD, esos pobres diablos que se compraron un reproductor esperando encontrarse con un futuro más que prometedor y han terminado como terminaron los del Laserdisc: Con un puñado de películas compradas a precios prohibitivos e intentando colárselas por eBay a algún coleccionista con pocas neuronas (ya, claro, como si hubiera coleccionistas con ellas). Es muy triste ver a los perdedores en esta guerra, vagando solos por la calle dando tumbos mientras repiten en voz baja “Con el VHS estábamos mejor”. Ellos apostaron por BETA. Pobre, pobrecillos. En fin, la cosa es que ya tenemos el Blu ray como formato del futuro que poder ignorar igual que ignoramos en su día al UMD. A ver cuando podemos meter nuestros Divx cutremente bajados de internet en un disco para poder verlos en nuestra tele de plasma. No pienso tirar los DVDS a la basura solo por que EL SISTEMA prefiere el BLU-RAY.Soy un atrasado tecnológico. Sí, amigos. Y no me importa serlo, es más, creo que hasta me empieza a gustar eso de estar contracorriente del grupito high-tech, con sus gafas de colorines, su pelo rapado y su perilla siendo atusada cada medio minuto. Esos que te miran por encima del hombro y te saltan un “¡¡Ja!! ¿Aun con un MP4 de 1 giga? ¡¡Ha llegado la época Nano!!” mientras tú das al play a algún disco antiguo de Mago de Oz para intentar ignorarles.Y es que el otro día fui de rebajas y -¡horreur de horreures!- me compré la latita de ESDLA en DVD. Sí, amigos. Por favor, no corran todavía a la cocina a acuchillarse los intestinos mientras se lamentan de que exista alguien que no muera por tener un Blu Ray de esos. O sea. A mí si me regalan una televisión de las de siete mil euros con un Blu Ray integrado, no crean que le voy a hacer demasiados ascos, pero no entiendo la fiebre que hay ahora con el Blu Ray. No me digan que alguien se puede creer comentarios del estilo “Ver un DVD después de haber disfrutado del HD es como ver el Canal Plus codificado de lo mal que se ve”. Sí, vamos. Te sangran los ojos al no distinguir las hojas de los árboles del fondo que tan bien se distinguen en las televisiones de veinte mil morlacos.Es que si encima no se ven bien Apaga y vámonos.En serio, no entiendo tanta tontería y locura por este nuevo formato. Entendí perfectamente el cambio de VHS a DVD y fue uno de los primeros en migrar. Era obvio. El segundo nos ofrecía una calidad bestial en comparación, no se desgastaba con cada uso, podíamos elegir el idioma en el que queríamos verla, teníamos extras (eso que nadie ve pero de lo que siempre viene bien quejarse en caso de que no haya ninguno)… Vale, perfecto. El HD, por su parte, nos ofrece una mejor imagen. Uh, y ya. ¿Por qué entonces la manía de apuntarnos con una pistola a los que creemos que es un cambio innecesario? Maldita sea, ES innecesario. No hace ni medio año que mi tía se compró un DVD, ¿y ya le vas a obligar a cambiar? ¿Para qué? ¿Para que siga viendo los mismos screeners chungos bajados del eMule pero esta vez grabados en un flamente Blu Ray disc? Nada, nada. El DVD podría aguantar perfectamente veinte años más, y la excusa de “Si fuera por ti aun veríamos BETA” no es válida. BETA no, coño, pero el DVD me da todo lo que necesito. En serio. No necesito ver el sudor de John McClane en calidad digital para comprender que lo está pasando mal, me basta con escucharle decir “Mierda, que mal ando”. “Caca, que mal ando” en la versión censurada.Es como si de repente alguien sale de la nada y te dice que el papel y el boli ya no sirven para escribir. Que lo que ahora se lleva es el HD Paper con su HD Blue Pen, que te da una calidad de escritura mucho más mejor. Que ojo, no lo niego, probablemente el HD Blue Pen no se me reviente en el bolsillo y el HD Paper se rompa un 40% menos, pero es una novedad que nadie ha pedido y se me antoja innecesaria. O sea, pasándolo al cristiano. Que Hiro Nakamura va a viajar al pasado y al futuro de la misma manera en mi DVD que el Blu Ray del vecino. Lo que pasa es que en su casa, las hojas del fondo del Japón antiguo se verán con sus poros y todo. Que, como todos sabemos, es muy necesario. Vamos, no exijo menos a mis divx. ¿Creías que la trama de LOST me importaba? Para nada, lo que quiero es distinguir si las palmeras del fondo tienen cocos o no. Loor a la alta definición.Ni Borat va a actuar mejor, ni una peli va a ser mejor porque las explosiones sean en HD, ni un drama necesita una imagen mejor que la de un VHS para que lloremos viéndolo, ni Ciudadano Kane va a ser más obra maestra por contar con un 5.1. Así que, por favor, vamos a dejarnos de chorradas. El HD sólo sirve para lo que sirve: Para que medianías como Underworld luzcan mucho mejor y sus fans encuentren un motivo para defenderla. Bueno, claro, y para los videojuegos, que es donde realmente veo el gran motivo de la existencia del Blu Ray. A más capacidad, uno quiere pensar que habrá gráficos mejores y juegos más largos debido a una historia más currada. En el futuro, obviamente. Porque lo que es ahora, desde el punto de vista del guión, todo el panorama videojueguil da como un poquito de pena. O sea, para decir que Bioshock tiene una historia tremenda es que hemos olvidado años de aventuras gráficas de LucasArts y RPGs japos de los que te cuentan una historia interesante de verdad (o sea, lo contrario que el Final fantasy X, vaya). Y ya callo. Que me lío y voy a terminar hablando de lo que no quiero.Creo que ha quedado más o menos claro. Yo lo veo claro al menos. El HD es un truño por el que nos van a obligar a gastarnos miles de pesos, sólo para que en 2012 aparezca el HHD y la gente tenga que vender sus Blu Rays en los Cash Converters más cercanos, mientras un grupito de marginados con barba de años y muchos gatos rodeándonos seguiremos defendiendo nuestros DVD.No nos moverán, y ya.En fin, nostálgicos varios, disfrutemos de los primeros últimos coleteos de los DVD y riámonos a gusto cuando empiecen a salir los Blu Rays de cine clásico con las mismas imperfecciones que las ediciones de ahora. A ver el infarto que les da a los modernuquis cuando descubran que La última vez que vi París tiene un rayajo en alguna escena porque es imposible restaurarla mejor. Ja, ja, mueran. Mueran, malditos, mueran.Y tragense su cochino iPod Nano. Que ni bonito es.Mueran.

No hay comentarios.: